Todas las personas piensan que el negocio de la peluquerías es el negocio más sencillo de hacer,porque todos empiezan por preguntarle a un estilista si es un negocio fácil.

Dato para empezar es: 95% de las peluquerías que abren cierran el mismo año. Nos gusta empezar por este dato porque a la hora de revisar un negocio, sabemos que a todos nos gusta la belleza y puede ser el primer beneficio, pero no nos fijamos en todo lo que este negocio significa.

La peluquería, spa, tienda de maquillaje tiene la misma dificultad de otros negocios, en temas como personal, ventas y fidelización. Muchas de la personas pensamos que solo con tener varios estilistas, esteticistas y vendedores el negocio será exitoso, y ahí es cuando nuestros sueños se derrumban! por este motivo nos decidimos a escribirles un poco de la realidad.

La mayoría de estos negocios salen del mercado porque las personas piensan que sus mejores asesores son los mismos colaboradores, y sin duda esta es una ecuación muy importante de estos negocios pero no lo es todo, como en todos los negocios la mezcla de mercadeo, conocimientos de clientes, experiencia y personal es la ecuación perfecta para crear este tipo de negocios. Si bien no tienes todas conjugadas tu negocio tardará mucho en vivir, esto llevará tu retorno de la inversión a un punto donde será irreparable.  El mejor ejemplo que le podemos dar es la apertura de una de las peluquerías más lujosas que hemos visto en Bogotá, a pesar de ser hermosa y su inversión gigante, los dueños no tenían conocimiento absoluto del negocio y se dejaron llevar por asesorias de sus colaboradores internos, esta historia no termina muy bien desafortunadamente, cuando llegamos a asesorar a esta peluquería nos encontramos que su inversión era tan alta que su retorno de inversión terminaria siendo en 12 años, los cuales para este negocio es un locura, gran parte de sus errores estuvo en que compraron un inventario tan grande que ni sus propios cliente comprando 9 objetos cada 30 minutos les daría para acabar todos los objetos que compraron para tener en sus vitrinas.

Esto sumado a otras variables como la falta de personal calificado  terminó por ser un proyecto no viable desde los primeros 6 meses de apertura. Es así como siempre les aconsejamos apoyarse en empresas que ya tengan trayectoria en este tipo de negocios. No existe negocio fácil, pero tampoco es tan difícil como para no hacerlo, lo único que debe estar es bien asesorado.