Hemos visto un renacer de mentores o coaches de peluquerias, y con esto nosotros como empresa somos muy respetuosos de lo que estas personas puedan realizar, pero también es importante a nuestro lectores dejarles saber algunos puntos:

  • El COACH actualmente tiene peluquerías?? Bueno si tu coach no tiene peluquería es muy factible que las asesorías sobre el negocio no sean profundas. EL negocio de la peluquería ha cambiado en los últimos 5 años. Ojo! estamos hablando del negocio, no de la técnica de peluqueria, manicure, maquillaje, etc. Si su coach le está enseñando sobre la técnica les aconsejamos revisar sus credenciales, de esta manera no perderán dinero y tiempo.
  • Su COACH tiene una marca atrás representado? Si este coach tiene una marca la cual está patrocinando, es muy probable que usted termine comprando millones en productos y a pesar de que la capacitación pueda servir en un inicio, no se olviden que cuando el coach se vaya los productos no se venderán solos! Cuidado con esto! Porque los coaches quieren vender su producto, y su enseñanza está atada a la venta de un producto. Se pierde la objetividad de volver su negocio rentable para convertirse en un negocio personal.
  • Sí su MENTOR le habla de subir ventas y rentabilidad disminuyendo la rotación de personal, en muchas de las ocasiones esta es la mejor manera de identificar un mal mentor, pues no con esto queremos decir que es imposible lograrlo, pero recordemos que por la naturaleza del negocio y el tipo de contratación permitida por el gobierno, este negocio aún tiene muchos huecos en temas jurídicos por cubrir los cuales hoy son imposible de cubrir.
  • Siempre que escojas un mentor y estés dispuesto a pagarle, exijale cifras y haz que de su éxito dependa el pago que se le está haciendo, de lo contrario estarás contratando una persona por lo que dice hacer no por lo que está logrando con tu negocio.

Equipo VIP Peluqueria